Una final, quizás un título de nuevo para el Liverpool

El club de Mersyside vuelve mañana a disputar una final. Hace seis años el Liverpool levantó por última vez un trofeo. Era la final de la FA Cup del 2006 y vencieron en penales al West Ham United en una final jugada el estadio Millenium, de Cardiff, capital del país de Gales.

Desde entonces el Liverpool engrosa malas rachas: 22 años sin ganar la Premier (desde antes de que fuera Premier), 7 años sin ganar Champions League, 6 años sin FA Cup, 16 años sin ir a Wembley y 9 años sin ganar la League Cup, la Carling, la que jugarán mañana frente al Cardiff City.

Este año, Kenny Dalglish, vieja gloria del Liverpool parece guiar al equipo a mejores tiempos. NO ha sido fácil pero han sabido superar los momentos difíciles. Para Steven Gerrard, jerarca del Liverpool en la cancha el factor Kenny ha sido fundamental para que el equipo esté tan cerca de poner sus manos sobre un nuevo trofeo.

“Para esta época el año pasado ya todo estaba perdido. Kenny nos trajo creencia y confianza de vuelta, le dio un gran impulso a todos. Kenny es un héroe para y mí y mucho más para mi papá”, dice Gerrard.

Gerrard fue parcialmente responsable de la derrota de su equipo en la final del 2005 de la misma copa de la liga frente al Chelsea. Entonces marcó un gol en propia puerta y recuerda el centro campista que en el momento se hablaba de su traspaso al Chelsea, “fue una pesadilla”, recuerda.

Esta vez tendrá oportunidad de hacerlo todo bien y además también podrá cumplir su sueño de jugar en Wembley. “Siempre quise jugar con mi equipo ahí. Cuando jugábamos en Cardiff me decía ‘si tan sólo estviéramos en Wembely’. Quiero subir esos escalones y recoger la copa”.

Todos listos

Dalglish llega a esta final con el gran problema de tener a casi toda su plantilla disponible para el juego. Los lesionados Daniel Agger y Craig Bellamy están de vuelta.

Carroll y Downing llegan en una excepcional forma además de Luis Suárez, siempre decisivo y nunca tibio en la cancha.

“Siempre es difícil dejar jugadores afuera y eso da mucho crédito a los jugadores porque todos lo han hecho muy bien. Cada uno ha competido y todos han competido por sus lugares en el equipo. No es placentero dejar a alguien afuer ay el domingo no será diferente”, comiental el viejo Dalglish.

Para el DT es simple lo que quiere, poner al equipo que va a ganar el juego. NO quiere decir, aclara, quee esté perjudicando a alguien de alguna manera. “Nunca tendremos éxito si pensamos que somos sólo once jugadores”.

Deja un comentario

Comenta esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: