¿Otro año sin títulos para el Arsenal?

Semanas malas y la que tuvo el Arsenal. Casi eliminado de la Champions League tras recibir cuatro goles del Milan A.C., ahora fue eliminado de la FA Cup por el Sunderland. Ya está fuera de una competencia más y con un pie afuera de la otra. Si sigue así la cosa, será otra campaña sin nada para celebrar.

El Arsenal incurre siempre en la misma debilidad, posesiones muy largas que no llevan a generar peligro en el área del rival.. Hace falta un jugador capaz de activar el potencial ofensivo y traducir esos pases y tenencia del balón en ocasiones de gol.

Cesc se fue. Wilshire está lesionado. Rosicky no siempre está bien, no lo estuvo tampoco contra el Sunderland aunque sólo entro en el complemento. Tampoco lo estuvieron Ramsey Arteta.

Si el Arsenal no sabía que hacer con sus posesiones largas, el Sunderland estaba claro en lo que necesitaba e iba directamente a buscar el arco apenas tener el balón controlado.

Por el Sunderland, Richardson avanzó por la banda izquierda cuantas veces quiso y generó peligro. Marcó el primer gol, tras un rechazo defectuoso de un tiro libre hecho por Varmaelen, quien le sirvió casi en la frontera del área grande para que definiera con un fuerte zurdazo. En su vuelo la pelota pegó en Van Persie desviándose lo justo para que fuera imposible de parar por el arquero obstruido en su visión de la acción por los jugadores acumulados en el área.

Continuó el juego en la segunda parte de la misma forma. El Arsenal dominando la posesión pero incapaz de crear ocasiones de gol o aprovecharlas cuando si lograba generarlas.

Las pérdidas del balón son constantes, y no logran ocuparse del juego ofensivo, de llegar con el balón dominado al área rival y con superioridad numérica.

Con la entrada de Walcott y Rossicky el equipo busca una mayor capacidad ofensiva que no podían tener con Squilaci y Ramsey en la cancha. Así, Wenger echa el resto, que a la larga se demostraría insuficiente porque al tratar de ser más ofensivo el equipo perdía capacidad defensiva. La presencia de la defensa se hace irregular y los espacios empezaron a surgir para el Sunderland.

O’Neill, el DT del equipo de casa, ordena aumentar la presión alta al equipo de Wenger y en una pelota perdida por Arteta en medio campo se genera una contra en la que Sessègnon el delantero del Sunderland habilita a Larsson quien se internaba por la derecha del área rival.

En un primer momento parecía la peor opción de pase pero Larsson disparó y la pelota rechazada por Fabiasky tocó a Oxlade-Chamberlain quien se convirtió oficialmente en verdugo de su propio equipo: 2 a 0.

El juego alguna vez vistoso del Arsenal volvió a estar ausente, se impone ahora una jornada de reflexión para los gunners, les toca recomponer su juego y valorar que pasar la pelota sin ninguna intención tampoco es jugar bien al fútbol.

Deja un comentario

Comenta esta entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: